HERENCIA DE UN NEOCONCRETO

Luiz Martins

Artist

Sao Paulo, 2018

HERENCIA DE UN NEOCONCRETO Cuando se escribe y reflexiona sobre arte concreto, arte geométrico latinoamericano, siempre nos viene la herencia de artistas como Jesús Soto, Torres García, Helio Oiticica, Cruz-Diez entre tantos que podría citar en este texto, el arte concreto para nosotros no es sólo una la referencia de estética que nos ha sido heredada de los constructivistas rusos es una reflexión sobre la vida, sobre los sentidos de dentro y fuera, vacío y lleno, y en estas obras del artista Gustavo Mendez-Liska lo que siente es una gran influencia del arte de su país, y como todos, fueron ganando alas en otro continente en este caso el Gustavo posó su pensamiento en la lejana Austria, y allá desde 25 años viene desarrollando su pensamiento sin perder de vista sus orígenes. Acompaño el desarrollo de su trabajo desde los bocetos en madera cuando se dibuja no con el lápiz y papel pero con maquina y herramientas sentimos toda fuerza de la forma occidental de pensar y actuar. Conviviendo desde la infancia con el geometrismo del arte, Gustavo fue posteriormente adoptado por Viena, y desde entonces el artista explora combinaciones geométricas en obas de madera recicladas, ensamblajes que remiten a estructuras gráficas de sus maestros del movimiento Stijl, embrión del neoplasticismo y de la escuela Bauhaus. No por casualidad que en esta serie de dibujos monocromáticos vemos una obra con referencias directas a las composiciones en rejilla de Mondrian. Todas derivadas de la matriz constructiva que siempre guió el trabajo de Gustavo.

El soporte cambió, pero no desapareció el cuerpo de la obra, desmaterializó y renació en una nueva materialidad de dibujos monocromáticos en la cual el artista nos demuestra total seguridad y libertad con la línea, con el espacio, en esta formas esculturales planas, su contexto, la fisicalidad palpable y la función operando como un recuerdo permanente del cuerpo que, en realidad, confirma de muchas formas la presencia del artista en una ausencia evidente. Gustavo aborda su actual comprensión del cuerpo de su obra desmaterializada algo raro de verse en una artista en la que transita de la tridimensionalidad al bidimensional, cuya materialidad, por su permutabilidad, se vuelve secundaria, reforzando su percepción y presencia en una sociedad que, no tiene nada que ver con su habitar, sino que se ha convertido en obstáculo por la terquedad, la gratitud y la persistencia de un hombre fuerte. En este proyecto busca la primacía evidente de una herencia que él dejó atrás y que surge aquí nivelado con otros elementos, a través de estratégicas compositivas, inversiones y repeticiones que sugieren una identidad permutable. Me gustaría concluir, subrayando la contemporaneidad cultural y social de la obra de Gustavo presente en este conjunto de obras, sus trabajos reflejan su condición personal y colectiva de interrogar sobre lo diferente, del otro y de los límites de sus relaciones con esta sociedad, y también o es quizás mejor repensar el mismo concepto de límite, volviendo nuevamente a la raíz de la palabra Herencia, no sólo como un pensamiento que influye y transforma pero que fortalece bajo la óptica de un inmigrante que separa, pero que simultáneamente puede y debe unir permitiendo un diálogo abierto y solidario.

 

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s